lunes, 8 de marzo de 2010

Bi-Maratoniano.

7 de marzo del 2010, ya van 2...

En caliente, tras la carrera, se piensan muchas cosas.

Inmediatamente después de cruzar la línea de llegada, todo mi ser se inundó de unas sensaciones indescriptibles, la cabeza piensa a una velocidad increíble, analiza, todas y cada una de esas sensaciones y piensa... Yo ayer, en esos mis pensamientos, admití que mi cuerpo no está todavía preparado para afrontar con garantías la mítica distancia... Errar es humano, y yo lo hice... El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra y también lo hice... Pero rectificar es de sabios... Y, ayer rectifiqué... continuaré corriendo, continuaré aprendiendo y continuaré disfrutando de esta sana adicción que por suerte he descubierto... y sin duda volveré a intentar correr la mítica distancia...

No os inundaré con tiempos y datos, os daré algunos, claros y sencillos.

Mi tiempo 4 horas y 10 minutos...

Hasta el Km 30 todo bien, con ritmos alrededor del deseado 5'10", además desde el 11 junto a Fast y U Ktan, un lujazo, sintiendo de verdad lo que es el compañerismo de la gran familia a la que me enorgullece pertenecer: Corredors.cat, SIN PALABRAS.

Pero a a partir de ese momento, la rodilla empezó a despertarse, la notaba, y eso no era bueno. Ni para mi físico, ni para mi mente. Si algo he aprendido en estas dos maratones, es que para correr los 42195 m debes tener la mente muy fría y correr muy concentrado en solo eso: CORRER. Y yo, ya no podía hacerlo, la molestia se convirtió en leve dolor, hasta que en el puente de la ronda Litorar Km 32 más o menos, noté una especie de tirón en la rodilla, paré y estiré, caminé y volví a correr, a un ritmo más lento. El dolor no era insoportable, pero me hacía correr modificando la pisada de ambos pies... la segunda vez que me detuve, pensé en abandonar... Andar no es correr, repetía... ¿Que sentido tenía andar en una Maratón? Pero interiormente, más allá de esos pensamientos instantáneos, tenia el deseo de llegar y sumar uno más en la lista de "llegados". Por mi... y por la Maratón.

Y así fué, no se cuantas veces caminé, ya no me importa. No deseaba pararme, pero la rodilla me "invitaba" a hacerlo de vez en cuando. Cada vez que paraba y volvía a arrancar tenía la sensación de que trataba de girar un molino abandonado, desengranado y desengrasado... Luego todo mejoraba... pero no era cierto... Los "engranajes" de mi cuerpo poco a poco se iban desajustando más y más, y al final el dolor de la rodilla se alternaba al del pié derecho que supongo estaba pagando todo el peso que aportaba de más a esa pierna, deberíais ver como quedó el dedo pequeño...

Viví un final de carrera diferente... Disfruté del aliento del Km 38. GRACIAS SOIS MUY GRANDES, LOS MÁS GRANDES. Lloré de rabia por no poder correr de principio a fin. Llore al sentirme fustrado... pero finalmente lloré de felicidad. De nuevo estaba en el Km 42... me quedaban esos 195 metros, capricho de la realeza inglesa, para poder inundarme con las sensaciones con las que empecé este relato.

Gracias a todos aquellos que me acompañasteis... a cada una de las más de 100.000 personas que según la Guardía Urbana inundaron las calles de Barcelona, a los que sin conocerme gritasteis mi nombre con acento catalán o con acento extranjero. Y en especial a vosotros, sabéis quienes sois y podría no nombraros... pero este es mi pequeño homenaje a todos vosotros, os lo merecéis: Ana, Papa, Mama, Blai, Alberto, Víctor, Josep, Ferida, Phipippos, Angel (Hanrath), Angels, David, Menchu, Pere, Perita, Santi, Mari Carmen, Gael, Rocio, Chicho, Esti, Miquel, Maria, Marta, Paqui, Curra y al resto que me de una manera u otro me tuvisteis en vuestra mente.

Santi (Stelvio), es curioso tu, te fuiste al grupo de los 2 horas y pico y yo al de las 4 horas y pico. Felicidades, como dijo el maestro: 2 + 2 = 4. Lo que no dijo es maestro es que te lo merecías.

Victor (Barceruel), FELICIDADES. Eres un héroe más de Maratón. Solo el hecho de estar en la salida te hace ser único y especial... Terminar... te convierte en un héroe. DISFRÚTALO.

David, No se cuando... pero tenemos una cita pendiente con los 42195, ayer decidí que no sería mi última maratón... no se cuando ni donde pero correremos juntos.

3 comentarios:

Pablo Redón dijo...

Me alegro de ver que llegaste a pesar de las dificultades, pero al fin y al cabo lo que cuenta es esto llegar.
Yo en tu situación no se si hubiera sido capaz de salir (ya sabes lo que ledije a Victor el día antes cuando me llamo).
Enhorabuena!!!!

hostiamor dijo...

Muchos ánimos campeón.
Conozco gente que ha caminado y ha entrado sub 3 horas, sub 3'30,...
El año que viene a mimar más la mecánica y dejarse de "marquitis" que sólo lleva a hacerse daño.
Y encima demos gracias porque si sale un día como el de hoy se hubiese liado una escabechina increíble.

Nicodemo dijo...

Felicidades, Sergio

Has entrenado bien y te has esforzado al máximo, así que no tienes nada que reprocharte... la maratón es maravillosa y adictiva a pesar del sufrimiento, pero dicta sus normas y cada vez es diferente. Esta vez las circunstancias no han sido idóneas, pero habrá más maratones y más oportunidades de disfrutar.

Un abrazo

Oscar